¿El olor a tabaco, comida o de mascotas?

       El ozono –  O3 – es una molécula formada por tres átomos de oxígeno cuyo poder oxidante desinfecta y corta de raíz todos los olores que enrarecen la atmósfera sin efectos secundarios perjudiciales. Así, no supone un riesgo para la salud ni para el medio ambiente. No deja residuos químicos, lo que lo convierte en una alternativa eficaz a los productos de limpieza, sin enmascarar los olores ni dejar un molesto e insano olor químico.